DIAGNOSTICO PRENATAL.

 

¿Qué es?

El conjunto de estudios de tamizaje o diagnóstico que realizamos durante el embarazo con el objeto de identificar a toda mujer en riesgo de tener un feto con alteraciones morfológicas o funcionales.

 

¿Porqué debe realizarse?

Nos permite tomar las medidas necesarias de seguimiento del embarazo y dar el manejo correspondiente y/o programarlo para el momento del nacimiento en caso de encontrarse una alteración.

 

¿A quien debe ofrecerse?

El diagnóstico prenatal debe ofrecerse a todas las mujeres embarazadas, no solo a aquellas que tengan factores de riesgo como hijo previo con alteración cromosómica, hijo previo con defecto congénito, padecer enfermedades como diabetes, hiper o hipotiroidismo, hipertensión arterial, edad materna avanzada, obesidad, entre otros.

 

¿En qué consiste?

Puede dividirse al diagnóstico prenatal en dos principales tipos de pruebas.

 

Las pruebas de tamizaje, son la primer elección en el diagnóstico prenatal. Permiten solamente establecer una probabilidad de riesgo en relación a la población en general, pero identifica a aquellas embarazadas que definitivamente obtendrán un beneficio de realizar un estudio invasivo.

 

Las pruebas diagnósticas, generalmente invasivas, corresponden al siguiente paso en el diagnóstico prenatal una vez que una paciente se encuentra con mayor riesgo para una determinada anomalía. Permiten identificar con certeza si existe o no una alteración.