ULTRASONIDO DE TAMIZAJE DE PRIMER TRIMESTRE.

¿Qué es?
Consiste en la primera evaluación ultrasonográfica de tu bebé por un médico materno fetal que tiene
cuatro objetivos principales.
1) Determinar exactamente cuánto tiempo tienes de embarazo, ya que las medidas tempranas son
las más confiables.
2) Descartar malformaciones severas que pueden verse desde etapas tempranas de tu embarazo.
3) Calcular el riesgo de que tu bebé tenga enfermedades de los cromosomas (como síndrome de
Down), dificultad para ganar peso, nacer antes de tiempo, o que presentes preeclampsia en tu
embarazo.
4) En caso de que tu embarazo sea gemelar, establecer exactamente el número de placentas y bolsas
para determinar adecuadamente el seguimiento.

¿Cuándo debo realizarlo?
Entre las 11 y 13.6 semanas de embarazo.

¿En quiénes debe realizarse?
En TODAS las mujeres embarazadas. Hayas o no tenido algún bebé con malformaciones o síndrome de
Down, o hayas o no presentado preeclampsia o alguna otra complicación en tus embaraos previos, o si
es el primero, es importantísimo realizarlo porque cada embarazo es diferente. Determinar el riesgo
oportunamente para alguna de estas alteraciones permite establecer medidas específicas (medicamentos,
vigilancia, etc.) para evitar que ocurra en medida de lo posible.

¿Requiero alguna preparación especial?
Se recomienda evitar periodos de ayuno prolongado y acudir con suficiente tiempo, ya que suele demorar
más que un ultrasonido convencional.

ULTRASONIDO ESTRUCTURAL
¿Qué es?
Consiste en la evaluación anatómica detallada del feto, incluyendo el cráneo, la cara, el cuello, la
columna, el tórax, el corazón, los pulmones, el abdomen, el estómago, los intestinos, el hígado, los
riñones, la vejiga, los genitales y las extremidades, además de la placenta y el líquido amniótico, para
descartar malformaciones, así como datos de sospecha de enfermedades de los cromosomas como
Síndrome de Down.
Se evalúa también la longitud del cérvix o cuello de la matriz para establecer el riesgo de parto
pretérmino, y las arterias uterinas para determinar el riesgo de preeclampsia.
Debe ser realizado por un médico materno fetal quien, además de identificar la alteración, te brindará un
diagnóstico más exacto incluyendo el plan de vigilancia y pronóstico, así como la mejor opción de
tratamiento.

¿Cuándo debo realizarlo?
Idealmente, debe realizarse entre las 18 y 22 semanas del embarazo, ya que en este tiempo pueden
evaluarse bien las estructuras anatómicas y existen datos ultrasonográficos que permiten sospechar
enfermedades de los cromosomas como Síndrome de Down.
Si por algún motivo tienes más de estas semanas de embarazo, igualmente puedes realizarlo. En este caso
se recomienda que lo hagas lo más pronto posible ya que entre más grande esté el bebé, más difícil puede
ser la evaluación de los órganos internos.

¿En quiénes debe realizarse?

En TODAS las mujeres embarazadas. Sin importar si tienes o no alguna enfermedad o si has tenido o no
algún hijo con alguna malformación o síndrome específico, debes realizarlo para descartar cualquier
alteración en tu embarazo actual. La identificación oportuna de alteraciones fetales, de alto riesgo de
preeclampsia o de parto pretérmino, permite instaurar medidas específicas para disminuir las
complicaciones durante y al término de tu embarazo, así como preparar el mejor escenario para el
nacimiento de tu bebé.

¿Requiero alguna preparación especial?
Se recomienda evitar periodos de ayuno prolongado y acudir con suficiente tiempo, ya que suele demorar
más que un ultrasonido convencional.


Abrir chat